¿Nuestras acciones generan más desastres naturales?

“Creíamos que nos encontraríamos con una playa más limpia”, fue la expresión del equipo de ANCON al llegar a la playa de Costa del Este el pasado 17 de Septiembre en la Jornada Nacional de Limpieza de Playas. Y es que la playa de Costa del Este ha sido la protagonista del reto dos bolsas dos minutos decenas de veces desde el pasado mes de junio, donde diferentes organizaciones, voluntarios y empresas han organizado limpiezas de playas, retándose unas a otras.
Actualmente se emiten muchas más emisiones de las que el Planeta es capaz de gestionar, lo que ha provocado un aumento en la temperatura global de 0.85°, el aumento más significativo en toda la historia de la humanidad.
La quema de combustibles fósiles en las fábricas, los medios de transporte y la deforestación generan emisiones de gases como dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, creando una capa en la atmósfera que provocan que el calor del sol quede atrapado en la Tierra, aumentando las temperaturas y provocando un fenómeno comúnmente llamado Calentamiento Global.
Nuestras acciones aunadas a nuestro estilo de vida contribuyen directamente al aumento de emisiones de gases de efecto invernadero que producen el calentamiento global trayendo consecuencias como aumentos en el nivel del mar, derretimiento de las masas glaciares y fenómenos meteorológicos extremos.
En una nota publicada por Expok News se informa que “las altas temperaturas del océano alcanzadas este 2017 pueden haber contribuido a la fuerzas de los ciclones, esto de acuerdo con el meteorólogo Bob Hensen, de Weather Underground”.
Los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes, los desastres naturales ocurridos en México, Miami y Puerto Rico fueron una respuesta del Planeta a lo que le hemos hecho.
Incluso Panamá también ha sufrido pues hace poco vivimos la mayor sequía de los últimos 100 años y recientes inundaciones. Es alarmante saber que todo este caos es producto de nuestras acciones, sin embargo, pero está en nuestras manos revertir lo que hemos ocasionado. Si fuimos capaces de causar la enfermedad, seremos capaces de encontrar la cura o por lo menos mitigarla.
Actualmente 90 empresas mundiales generan casi las dos terceras partes de las emisiones de gases mundiales, por lo tanto son piezas clave en la solución del problema. Sin embargo, frenar el calentamiento global es una responsabilidad colectiva, no se trata de cruzarnos de brazos a esperar que empresas y gobiernos cambien. En ANCON te invitamos a que te pongas la camiseta y cambies tus hábitos para ayudar a hacerle frente al calentamiento.
Exígele a las grandes empresas implementar políticas para compensar sus emisiones, , la próxima vez que compres algún producto, verifica que sus procesos de producción sean limpios y respetuosos con el ambiente y a nuestro gobierno que promulgue leyes más estrictas. Planta árboles, dona árboles, regala árboles a través de nuestra campaña 1 árbol por 1 millón y te ayudamos a cuidarlos, reforestando bosques. Los árboles absorben y almacenan dióxido de carbono, mientras producen oxígeno y lo liberan al aire.
Ayudar desde casa es otra opción. Reduce la producción de desechos, reutiliza todo lo que puedas y recicla, pues cuando éstos son incinerados, se produce dióxido de carbono, además los residuos que se descomponen en un vertedero generan metano. Apaga las luces cuando no las necesites, desenchufa equipos y cargadores de teléfonos cuando no están en uso, evita el uso excesivo de secadores de pelo. Algunas acciones parecen pequeñas, pero su efecto acumulativo es de alto impacto.
¡El Planeta es nuestra casa, dale un respiro!

¿Nuestras acciones generan más desastres naturales?

Actualmente se emiten muchas más emisiones de las que el Planeta es capaz de gestionar, lo que ha provocado un aumento en la temperatura global de 0.85°, el aumento más significativo en toda la historia de la humanidad.
La quema de combustibles fósiles en las fábricas, los medios de transporte y la deforestación generan emisiones de gases como dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, creando una capa en la atmósfera que provocan que el calor del sol quede atrapado en la Tierra, aumentando las temperaturas y provocando un fenómeno comúnmente llamado Calentamiento Global.
Nuestras acciones aunadas a nuestro estilo de vida contribuyen directamente al aumento de emisiones de gases de efecto invernadero que producen el calentamiento global trayendo consecuencias como aumentos en el nivel del mar, derretimiento de las masas glaciares y fenómenos meteorológicos extremos.
En una nota publicada por Expok News se informa que “las altas temperaturas del océano alcanzadas este 2017 pueden haber contribuido a la fuerzas de los ciclones, esto de acuerdo con el meteorólogo Bob Hensen, de Weather Underground”.
Los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes, los desastres naturales ocurridos en México, Miami y Puerto Rico fueron una respuesta del Planeta a lo que le hemos hecho.
Incluso Panamá también ha sufrido pues hace poco vivimos la mayor sequía de los últimos 100 años y recientes inundaciones. Es alarmante saber que todo este caos es producto de nuestras acciones, sin embargo, pero está en nuestras manos revertir lo que hemos ocasionado. Si fuimos capaces de causar la enfermedad, seremos capaces de encontrar la cura o por lo menos mitigarla.
Actualmente 90 empresas mundiales generan casi las dos terceras partes de las emisiones de gases mundiales, por lo tanto son piezas clave en la solución del problema. Sin embargo, frenar el calentamiento global es una responsabilidad colectiva, no se trata de cruzarnos de brazos a esperar que empresas y gobiernos cambien. En ANCON te invitamos a que te pongas la camiseta y cambies tus hábitos para ayudar a hacerle frente al calentamiento.
Exígele a las grandes empresas implementar políticas para compensar sus emisiones, , la próxima vez que compres algún producto, verifica que sus procesos de producción sean limpios y respetuosos con el ambiente y a nuestro gobierno que promulgue leyes más estrictas. Planta árboles, dona árboles, regala árboles a través de nuestra campaña 1 árbol por 1 millón y te ayudamos a cuidarlos, reforestando bosques. Los árboles absorben y almacenan dióxido de carbono, mientras producen oxígeno y lo liberan al aire.
Ayudar desde casa es otra opción. Reduce la producción de desechos, reutiliza todo lo que puedas y recicla, pues cuando éstos son incinerados, se produce dióxido de carbono, además los residuos que se descomponen en un vertedero generan metano. Apaga las luces cuando no las necesites, desenchufa equipos y cargadores de teléfonos cuando no están en uso, evita el uso excesivo de secadores de pelo. Algunas acciones parecen pequeñas, pero su efecto acumulativo es de alto impacto.
¡El Planeta es nuestra casa, dale un respiro!