01 de octubre de 2019

Propuesta de Ley para la prohibición de la importación de envases, empaques y recipientes de poliestireno para el manejo de alimentos.
Como la mayoría de los plásticos, el poliestireno proviene del petróleo. Para fabricarlo, hay que mezclar al vapor pequeñas pelotitas del polímero poliestireno con productos químicos derivados del petróleo hasta que estas cuentas aumenten 50 veces su tamaño original. Una vez que estas bolitas se enfrían y se afirmen, se colocan en un molde y se vuelve a expandir con calor, hasta que en el mismo molde se fusionen las pelotitas blancas.

 

H.D. XXX
ANTEPROYECTO DE LEY NO. ___ DE 2019
Por el cual se prohíbe la importación, distribución, comercialización y utilización en el país de envases, empaques o recipientes elaborados con poliestireno expandido para manejo de alimentos y se dictan otras disposiciones.
LA ASAMBLEA NACIONAL DECRETA:
Artículo 1. – Se prohíbe en todo el territorio nacional, la importación, distribución, comercialización y utilización de envases, empaques o recipientes de poliestireno expandido para el manejo de alimentos por los comercios en general.
Artículo 2. – Los establecimientos, negocios o individuos comprendidos por la presente Ley procederán al reemplazo progresivo por envases de materiales biodegradables en un plazo de 24 meses contados a la fecha de promulgación de esta Ley.
Artículo 3. La Autoridad de Aduanas será responsable por verificar la no importación de envases o empaques para alimentos de poliestireno expandido o insumos para su producción en el país y la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia será la responsable de verificar la no distribución, comercialización y, utilización de los envases o empaques de poliestireno expandido en el país y podrá ejecutar acciones para el retiro de dicho material de los comercios.
Artículo 4. La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia determinará las sanciones que correspondan por el incumplimiento o trasgresión de la presente Ley.
Artículo 5. Los fondos que ingresen en concepto de multa, serán destinados a los programas de concienciación, investigación y desarrollo de nuevas alternativas mediante los mecanismos que establezca el Ministerio de Ambiente.
Artículo 6. Para determinar que las alternativas que se utilicen en remplazo del poliestireno expandido cumplan con lo señalado en esta ley se establecen como centros de referencia, el INDICASAT AIP, la Universidad Tecnológica y otros centros de investigación que se acrediten en el futuro.
Artículo 7. En el caso del uso de poliestireno expandido para embalaje y transporte de productos o para la construcción, el Ministerio de Ambiente, desarrollará guías de buenas prácticas para su manejo y disposición final.
Artículo 8. El Ministerio de Comercio e Industrias, será la encargada de establecer los mecanismos para la exoneración de impuestos sobre envases, empaques o recipientes hechos con materiales biodegradables alternativos.
I. Antecedentes
El poliestireno expandido fue introducido en 1941 por el científico estadounidense Otis Ray Mclinter. Su fabricación consiste en mezclar al vapor pequeñas enumeraciones del polímero poliestireno con productos químicos hasta que aumenten su volumen original hasta 50 veces.
Como la mayoría de los plásticos, el poliestireno proviene del petróleo. Por su economía y resistencia, este elemento es utilizado en diferentes productos cuyo uso es frecuente en la vida diaria.
Según el Sistema Integrado de Gestión Aduanera de la Autoridad de Aduanas, en el año 2015 en Panamá entro aproximadamente 161,736 kilos de poliestireno expandido sin contar con los otros tipos de poliestireno.
En los casos en los que se le da uso industrial al poliestireno expandido, la industria suele reutilizar el material, por ejemplo, para crear capas que se ponen debajo del asfalto de las carreteras para emparejar el terreno, en otros casos, el uso relacionado con el empaque y embalaje de alimentos, el proceso de reutilización suele ser más complicado, pues para su reutilización se requiere revertir el proceso del poliestireno expandido con una máquina especial, transformándolo de poliestireno expandido a solo poliestireno.
El uso del poliestireno expandido, comúnmente conocido en Panamá como foam, específicamente en la elaboración de envases para almacenar alimentos, es cuestionado fuertemente en los últimos años debido a los riesgos que representa no sólo para el ambiente, sino para la salud humana. Según la organización Clean Water, el material contiene un compuesto llamado estireno, el cual ha sido señalado como cancerígeno para animales, por lo cual se considera también cancerígeno para los humanos ya que muchos de estos animales son consumidos por los seres humanos.
Además, el poliestireno contiene compuestos tóxicos como Bisfenol A, Estireno y Ftalatos, los cuales pueden desprenderse y solubilizarse al contacto con bebidas calientes como el café, sopas chinas, etc. Los efectos toxicológicos pueden manifestarse, en el caso del Bisfenol A, en alteraciones del funcionamiento normal de las glándulas corporales y disminución de la fertilidad. Para el caso del Estireno, se pronostican riesgos de cambios significativos en el sistema nervioso central y periférico, además del posible daño oxidativo al ADN y un aumento en el riesgo potencial de padecer cáncer.
II. Riesgos para el ambiente
Muchos ambientalistas han lanzado fuertes críticas en contra del poliestireno expandido a causa de los peligrosos daños que este genera al ingresar a los ecosistemas marinos. Douglas McCauley, profesor de Biología Marina en la Universidad de California, certificó en una entrevista ante la BBC que el poliestireno genera dos clases de complicaciones en la fauna marina: mecánicos y biológicos. Las primeras complicaciones se describen en los bloqueos intestinales que genera el material en los animales marinos, los cuales con facilidad pueden llegar a ser letales, y los segundos se relacionan con las propiedades absorbentes del poliestireno:
“Esencialmente, el poliestireno actúa como una pequeña esponja, recogiendo y concentrando algunos de los contaminantes más dañinos que hay en el océano (…) Luego, la ve una tortuga marina y se la come pensando que es una medusa (…) Es muy preocupante que algunos de estos peces que se alimentan de plásticos acaben en nuestro plato”.
Por otra parte, la gigantesca dificultad de reutilización del poliestireno expandido se funda como otro de los impactos ambientales más desfavorables. Según Joe Biernacki profesor de ingeniería química en la Universidad de Tennessee, es prácticamente imposible transformar un recipiente elaborado de poliestireno en otro compuesto, ya que sus partículas ya se han expandido en su totalidad.
A lo ya mencionado se añaden los inconvenientes creados a partir del amplio volumen que ocupa el “poliestireno expandido”, el material simplemente llena los carros recogedores de basura y rellenos sanitarios; al mismo tiempo, debido a que el poliestireno expandible es 0% biodegradable, una vez el material alcanza los rellenos sanitarios permanecerá en ellos por toda una eternidad.
Según la Fundación Verde Natura, única organización en Colombia que gestiona la recuperación de materiales como el poliestireno expandido, expresó que hay que tener en cuenta que el poliestireno expandido es reciclable, pero casi nunca es reciclado porque cuando están sucios con alimentos o líquidos el proceso es más extenso.
III. Perspectivas de Derecho Comparado
En el año 2015, el uso del poliestireno expandido fue prohibido en Nueva York a raíz de unos estudios realizados por el Departamento de Sanidad en esa ciudad, y la conclusión del poliestireno expandido es que es un elemento toxico ambiental difícil de reciclar . Con base en los estudios realizados en la ciudad de Nueva York, el poliesterino está en la lista de más de 70 ciudades norteamericanas, entre ellas Washington D.C., San Francisco, Minneapolis, Portland y Seattle, que han prohibido la utilización del poliestireno expandido.
La juez de la Corte Suprema de Nueva York en septiembre de 2015 revocó la prohibición del poliestireno. En mayo de este año el Departamento de Sanidad anunció que, para el mes de noviembre de 2017, implementará la prohibición del poliestireno expandido nuevamente para el uso de alimentos y pondrá un periodo de transición de seis meses que tendrá fin el 14 de mayo de 2018, fecha en la cual la medida entrará en funcionamiento . La decisión se basa en un nuevo reporte del Departamento de Sanidad de NYC que afirma que el poliestireno expandido es difícil de ser reciclado de manera económica y efectiva.
En abril de 2015, Oxford se convirtió en la primera ciudad del Reino Unido en prohibir en su totalidad el uso de empaques plásticos de alimentos no reciclables y a la vez exigir el uso de envases fabricados con materiales biodegradables. Para tal efecto se concedió un periodo de transición estipulado para los comerciantes.
En Costa Rica, el diputado Edgardo Vinicio Araya junto con su bancada legislativa, promovió un Proyecto de Ley con la meta de reformar la Ley para la Gestión Integral de Residuos Sólidos, con el fin de prohibir la entrega de envases, recipientes y empaques a todos los establecimientos comerciales del país. La iniciativa plantea que los materiales de empaques, envases y recipientes sean biodegradables para todo el público.
En abril de 2017, David Monreal un senador mexicano suscitó un proyecto de Decreto para reformar el artículo 7 de la Ley para la Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos, añadiendo entre las facultades difundir un programa nacional de sustitución de empaques, envases, utensilios y embalajes desechables elaborados en poliestireno expandible por materiales biodegradables.
ANTEPROYECTO DE LEY: XXX
LEY:
GACETA OFICIAL:
TÍTULO: POR EL CUAL SE PROHIBE LA IMPORTACIÓN, DISTRIBUCIÓN, COMERCIALIZACIÓN Y UTILIZACIÓN EN EL PAÍS DE ENVASES, EMPAQUES O RECIPIENTES ELABORADOS CON POLIESTIRENO EXPANDIDO PARA EL MANEJO DE ALIMENTOS Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES.
FECHA DE PRESENTACIÓN: SEPTIEMBRE, 2019.
COMISIÓN: AMBIENTE, POBLACIÓN Y DESARROLLO
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Como la mayoría de los plásticos, el poliestireno proviene del petróleo. Para fabricarlo, hay que mezclar al vapor pequeñas pelotitas del polímero poliestireno con productos químicos derivados del petróleo hasta que estas cuentas aumenten 50 veces su tamaño original. Una vez que estas bolitas se enfrían y se afirmen, se colocan en un molde y se vuelve a expandir con calor, hasta que en el mismo molde se fusionen las pelotitas blancas.
Por su bajo costo y resistencia a climas extremos, este elemento es utilizado en diferentes productos y aspectos de la vida diaria. Este material se usa para manejo de alimentos, la jardinería, la construcción, y la agricultura. El poliestireno expandido nos rodea, pero al igual que el plástico, del cual se deriva, este material causa daños irreparables en el ambiente y la salud humana.
La mayoría del poliestireno expandido es utilizado para fines industriales, mientras que el resto se utiliza en su mayoría para la elaboración de vasos, platos, recipientes, envases, entre otros, para el desarrollo de actividades de comercialización de alimentos. Sin embargo, el uso para manejo de alimentos es el que genera el mayor nivel de contaminación pues es de uso generalizado y amplio y, por malos hábitos en la gestión de residuos y deficiencias en nuestros sistemas de recolección, terminan siendo arrojados en sitios inadecuados y desintegrándose en millones de bolitas imposibles de limpiar, reutilizar o reciclar. Al final estas bolitas o pelotitas se incorporan en nuestros ecosistemas terrestres o marinos provocando contaminación de suelos, aguas, fauna marina y seres humanos.
Según el Sistema Integrado de Gestión Aduanera de la Autoridad de Aduanas, en el año 2015 en Panamá entraron aproximadamente 161,736 kilos de poliestireno expandido sin contar con los otros tipos de poliestireno. Esta cifra es de gran preocupación ya que en el año 2017 vemos un aumento de 185,685 kilos.
En los casos en los que el uso del poliestireno expandido es para el almacenamiento de alimentos, su potencial de reciclaje requiere revertir el proceso de expansión con una máquina especial, transformándolo de poliestireno expandido a solo poliestireno. El procedimiento químico del EPS es imposible de revertir una vez ya se haya expandido, ya que una vez expandido no se puede transformar en otro formato.
El uso del poliestireno expandido, comúnmente conocido en Panamá como “foam”, específicamente como uso en envases para almacenar alimentos, es cuestionado por los ambientalistas ya que el poliestireno expandido es una amenaza letal para la naturaleza como para los seres humanos. Hoy en día, existen alternativas y opciones más ambientalmente amigables y en muchos casos el uso de este material dañino puede ser evitado. Según la organización Clean Water, el material contiene un compuesto llamado estireno (derivado del petróleo), el cual es cancerígeno y mortal para los animales, por lo cual también es cancerígeno para los humanos ya que muchos de estos animales son consumidos por los seres humanos.
Asociado a lo anterior, el poliestireno contiene compuestos tóxicos como Bisfenol A, Estireno y Ftalatos, los cuales pueden desprenderse y solubilizarse al contacto con bebidas calientes como el café y aromáticas. Los efectos toxicológicos pueden manifestarse, en el caso del Bisfenol A, en alteraciones del funcionamiento normal de las glándulas corporales y disminución de la fertilidad; para el caso del Estireno, se pronostican riesgos de cambios significativos en el sistema nervioso central y periférico, además del posible daño oxidativo al ADN y un aumento en el riesgo potencial de padecer cáncer.
El poliestireno expandido causa peligrosos daños al ingresar a los ecosistemas marinos. Douglas McCauley, profesor de Biología Marina en la Universidad de California, certificó que el poliestireno genera dos clases de complicaciones en la fauna marina: mecánicos y biológicos. Las primeras complicaciones se describen en los bloqueos intestinales que genera el material en los animales marinos, los cuales con facilidad pueden llegar a ser letales, y los segundos se relacionan con las propiedades absorbentes del poliestireno de los contaminantes más dañinos que hay en el océano.
A lo ya mencionado se añaden los inconvenientes creados a partir del amplio volumen que ocupa el poliestireno expandido pues el material simplemente llena los camiones recolectores de basura y los rellenos sanitarios; al mismo tiempo, debido a que el poliestireno expandible es 0% biodegradable el mismo permanece en rellenos sanitarios o ecosistemas naturales de forma permanente.
Hoy en día existen más de 70 ciudades norteamericanas, entre ellas grandes ciudades como Washington D.C., San Francisco, Minneapolis, Portland y Seattle, que han prohibido la utilización del poliestireno expandido para el sector de alimentos debido a que se ha concluido en que su reciclaje es costoso y técnicamente complicado por lo que el cambio hacia el uso de alternativas biodegradables o menos impactantes al ambiente es la opción más recomendable para abordar el significativo impacto que este material representa para la salud de los ecosistemas y los seres humanos.

H.D. XXX

ANTEPROYECTO DE LEY NO. ___ DE 2019

Por el cual se prohíbe la importación, distribución, comercialización y utilización en el país de envases, empaques o recipientes elaborados con poliestireno expandido para manejo de alimentos y se dictan otras disposiciones.

LA ASAMBLEA NACIONAL DECRETA:

Artículo 1. – Se prohíbe en todo el territorio nacional, la importación, distribución, comercialización y utilización de envases, empaques o recipientes de poliestireno expandido para el manejo de alimentos por los comercios en general.

Artículo 2. – Los establecimientos, negocios o individuos comprendidos por la presente Ley procederán al reemplazo progresivo por envases de materiales biodegradables en un plazo de 24 meses contados a la fecha de promulgación de esta Ley.

Artículo 3. La Autoridad de Aduanas será responsable por verificar la no importación de envases o empaques para alimentos de poliestireno expandido o insumos para su producción en el país y la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia será la responsable de verificar la no distribución, comercialización y, utilización de los envases o empaques de poliestireno expandido en el país y podrá ejecutar acciones para el retiro de dicho material de los comercios.

Artículo 4. La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia determinará las sanciones que correspondan por el incumplimiento o trasgresión de la presente Ley.

Artículo 5. Los fondos que ingresen en concepto de multa, serán destinados a los programas de concienciación, investigación y desarrollo de nuevas alternativas mediante los mecanismos que establezca el Ministerio de Ambiente.

Artículo 6. Para determinar que las alternativas que se utilicen en remplazo del poliestireno expandido cumplan con lo señalado en esta ley se establecen como centros de referencia, el INDICASAT AIP, la Universidad Tecnológica y otros centros de investigación que se acrediten en el futuro.

Artículo 7. En el caso del uso de poliestireno expandido para embalaje y transporte de productos o para la construcción, el Ministerio de Ambiente, desarrollará guías de buenas prácticas para su manejo y disposición final.

Artículo 8. El Ministerio de Comercio e Industrias, será la encargada de establecer los mecanismos para la exoneración de impuestos sobre envases, empaques o recipientes hechos con materiales biodegradables alternativos.

Artículo 9. La Banca Estatal deberá establecer líneas de crédito flexibles destinadas a la promoción de la reconversión de las industrias para el desarrollo de alternativas productivas más amigables con el ambiente.

Artículo 10. De la fecha de promulgación de esta ley hasta la fecha en que entre en vigor la prohibición referida en el artículo 1 de esta ley, el Ministerio de Ambiente deberá desarrollar y ejecutar un plan de comunicación que deberá contener información dirigida a comerciantes y consumidores sobre opciones viables para la sustitución del poliestireno expandido a productos fabricados con materiales biodegradables y menos dañinos al ambiente.

Artículo 11. Esta Ley entra en vigencia 24 meses a partir de su promulgación.

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE. Propuesto a la consideración de la Asamblea Nacional, hoy de XX de 2019.

01 de octubre de 2019

H.D. XXX
ANTEPROYECTO DE LEY NO. ___ DE 2019
Por el cual se prohíbe la importación, distribución, comercialización y utilización en el país de envases, empaques o recipientes elaborados con poliestireno expandido para manejo de alimentos y se dictan otras disposiciones.
LA ASAMBLEA NACIONAL DECRETA:
Artículo 1. – Se prohíbe en todo el territorio nacional, la importación, distribución, comercialización y utilización de envases, empaques o recipientes de poliestireno expandido para el manejo de alimentos por los comercios en general.
Artículo 2. – Los establecimientos, negocios o individuos comprendidos por la presente Ley procederán al reemplazo progresivo por envases de materiales biodegradables en un plazo de 24 meses contados a la fecha de promulgación de esta Ley.
Artículo 3. La Autoridad de Aduanas será responsable por verificar la no importación de envases o empaques para alimentos de poliestireno expandido o insumos para su producción en el país y la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia será la responsable de verificar la no distribución, comercialización y, utilización de los envases o empaques de poliestireno expandido en el país y podrá ejecutar acciones para el retiro de dicho material de los comercios.
Artículo 4. La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia determinará las sanciones que correspondan por el incumplimiento o trasgresión de la presente Ley.
Artículo 5. Los fondos que ingresen en concepto de multa, serán destinados a los programas de concienciación, investigación y desarrollo de nuevas alternativas mediante los mecanismos que establezca el Ministerio de Ambiente.
Artículo 6. Para determinar que las alternativas que se utilicen en remplazo del poliestireno expandido cumplan con lo señalado en esta ley se establecen como centros de referencia, el INDICASAT AIP, la Universidad Tecnológica y otros centros de investigación que se acrediten en el futuro.
Artículo 7. En el caso del uso de poliestireno expandido para embalaje y transporte de productos o para la construcción, el Ministerio de Ambiente, desarrollará guías de buenas prácticas para su manejo y disposición final.
Artículo 8. El Ministerio de Comercio e Industrias, será la encargada de establecer los mecanismos para la exoneración de impuestos sobre envases, empaques o recipientes hechos con materiales biodegradables alternativos.
I. Antecedentes
El poliestireno expandido fue introducido en 1941 por el científico estadounidense Otis Ray Mclinter. Su fabricación consiste en mezclar al vapor pequeñas enumeraciones del polímero poliestireno con productos químicos hasta que aumenten su volumen original hasta 50 veces.
Como la mayoría de los plásticos, el poliestireno proviene del petróleo. Por su economía y resistencia, este elemento es utilizado en diferentes productos cuyo uso es frecuente en la vida diaria.
Según el Sistema Integrado de Gestión Aduanera de la Autoridad de Aduanas, en el año 2015 en Panamá entro aproximadamente 161,736 kilos de poliestireno expandido sin contar con los otros tipos de poliestireno.
En los casos en los que se le da uso industrial al poliestireno expandido, la industria suele reutilizar el material, por ejemplo, para crear capas que se ponen debajo del asfalto de las carreteras para emparejar el terreno, en otros casos, el uso relacionado con el empaque y embalaje de alimentos, el proceso de reutilización suele ser más complicado, pues para su reutilización se requiere revertir el proceso del poliestireno expandido con una máquina especial, transformándolo de poliestireno expandido a solo poliestireno.
El uso del poliestireno expandido, comúnmente conocido en Panamá como foam, específicamente en la elaboración de envases para almacenar alimentos, es cuestionado fuertemente en los últimos años debido a los riesgos que representa no sólo para el ambiente, sino para la salud humana. Según la organización Clean Water, el material contiene un compuesto llamado estireno, el cual ha sido señalado como cancerígeno para animales, por lo cual se considera también cancerígeno para los humanos ya que muchos de estos animales son consumidos por los seres humanos.
Además, el poliestireno contiene compuestos tóxicos como Bisfenol A, Estireno y Ftalatos, los cuales pueden desprenderse y solubilizarse al contacto con bebidas calientes como el café, sopas chinas, etc. Los efectos toxicológicos pueden manifestarse, en el caso del Bisfenol A, en alteraciones del funcionamiento normal de las glándulas corporales y disminución de la fertilidad. Para el caso del Estireno, se pronostican riesgos de cambios significativos en el sistema nervioso central y periférico, además del posible daño oxidativo al ADN y un aumento en el riesgo potencial de padecer cáncer.
II. Riesgos para el ambiente
Muchos ambientalistas han lanzado fuertes críticas en contra del poliestireno expandido a causa de los peligrosos daños que este genera al ingresar a los ecosistemas marinos. Douglas McCauley, profesor de Biología Marina en la Universidad de California, certificó en una entrevista ante la BBC que el poliestireno genera dos clases de complicaciones en la fauna marina: mecánicos y biológicos. Las primeras complicaciones se describen en los bloqueos intestinales que genera el material en los animales marinos, los cuales con facilidad pueden llegar a ser letales, y los segundos se relacionan con las propiedades absorbentes del poliestireno:
“Esencialmente, el poliestireno actúa como una pequeña esponja, recogiendo y concentrando algunos de los contaminantes más dañinos que hay en el océano (…) Luego, la ve una tortuga marina y se la come pensando que es una medusa (…) Es muy preocupante que algunos de estos peces que se alimentan de plásticos acaben en nuestro plato”.
Por otra parte, la gigantesca dificultad de reutilización del poliestireno expandido se funda como otro de los impactos ambientales más desfavorables. Según Joe Biernacki profesor de ingeniería química en la Universidad de Tennessee, es prácticamente imposible transformar un recipiente elaborado de poliestireno en otro compuesto, ya que sus partículas ya se han expandido en su totalidad.
A lo ya mencionado se añaden los inconvenientes creados a partir del amplio volumen que ocupa el “poliestireno expandido”, el material simplemente llena los carros recogedores de basura y rellenos sanitarios; al mismo tiempo, debido a que el poliestireno expandible es 0% biodegradable, una vez el material alcanza los rellenos sanitarios permanecerá en ellos por toda una eternidad.
Según la Fundación Verde Natura, única organización en Colombia que gestiona la recuperación de materiales como el poliestireno expandido, expresó que hay que tener en cuenta que el poliestireno expandido es reciclable, pero casi nunca es reciclado porque cuando están sucios con alimentos o líquidos el proceso es más extenso.
III. Perspectivas de Derecho Comparado
En el año 2015, el uso del poliestireno expandido fue prohibido en Nueva York a raíz de unos estudios realizados por el Departamento de Sanidad en esa ciudad, y la conclusión del poliestireno expandido es que es un elemento toxico ambiental difícil de reciclar . Con base en los estudios realizados en la ciudad de Nueva York, el poliesterino está en la lista de más de 70 ciudades norteamericanas, entre ellas Washington D.C., San Francisco, Minneapolis, Portland y Seattle, que han prohibido la utilización del poliestireno expandido.
La juez de la Corte Suprema de Nueva York en septiembre de 2015 revocó la prohibición del poliestireno. En mayo de este año el Departamento de Sanidad anunció que, para el mes de noviembre de 2017, implementará la prohibición del poliestireno expandido nuevamente para el uso de alimentos y pondrá un periodo de transición de seis meses que tendrá fin el 14 de mayo de 2018, fecha en la cual la medida entrará en funcionamiento . La decisión se basa en un nuevo reporte del Departamento de Sanidad de NYC que afirma que el poliestireno expandido es difícil de ser reciclado de manera económica y efectiva.
En abril de 2015, Oxford se convirtió en la primera ciudad del Reino Unido en prohibir en su totalidad el uso de empaques plásticos de alimentos no reciclables y a la vez exigir el uso de envases fabricados con materiales biodegradables. Para tal efecto se concedió un periodo de transición estipulado para los comerciantes.
En Costa Rica, el diputado Edgardo Vinicio Araya junto con su bancada legislativa, promovió un Proyecto de Ley con la meta de reformar la Ley para la Gestión Integral de Residuos Sólidos, con el fin de prohibir la entrega de envases, recipientes y empaques a todos los establecimientos comerciales del país. La iniciativa plantea que los materiales de empaques, envases y recipientes sean biodegradables para todo el público.
En abril de 2017, David Monreal un senador mexicano suscitó un proyecto de Decreto para reformar el artículo 7 de la Ley para la Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos, añadiendo entre las facultades difundir un programa nacional de sustitución de empaques, envases, utensilios y embalajes desechables elaborados en poliestireno expandible por materiales biodegradables.
ANTEPROYECTO DE LEY: XXX
LEY:
GACETA OFICIAL:
TÍTULO: POR EL CUAL SE PROHIBE LA IMPORTACIÓN, DISTRIBUCIÓN, COMERCIALIZACIÓN Y UTILIZACIÓN EN EL PAÍS DE ENVASES, EMPAQUES O RECIPIENTES ELABORADOS CON POLIESTIRENO EXPANDIDO PARA EL MANEJO DE ALIMENTOS Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES.
FECHA DE PRESENTACIÓN: SEPTIEMBRE, 2019.
COMISIÓN: AMBIENTE, POBLACIÓN Y DESARROLLO
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Como la mayoría de los plásticos, el poliestireno proviene del petróleo. Para fabricarlo, hay que mezclar al vapor pequeñas pelotitas del polímero poliestireno con productos químicos derivados del petróleo hasta que estas cuentas aumenten 50 veces su tamaño original. Una vez que estas bolitas se enfrían y se afirmen, se colocan en un molde y se vuelve a expandir con calor, hasta que en el mismo molde se fusionen las pelotitas blancas.
Por su bajo costo y resistencia a climas extremos, este elemento es utilizado en diferentes productos y aspectos de la vida diaria. Este material se usa para manejo de alimentos, la jardinería, la construcción, y la agricultura. El poliestireno expandido nos rodea, pero al igual que el plástico, del cual se deriva, este material causa daños irreparables en el ambiente y la salud humana.
La mayoría del poliestireno expandido es utilizado para fines industriales, mientras que el resto se utiliza en su mayoría para la elaboración de vasos, platos, recipientes, envases, entre otros, para el desarrollo de actividades de comercialización de alimentos. Sin embargo, el uso para manejo de alimentos es el que genera el mayor nivel de contaminación pues es de uso generalizado y amplio y, por malos hábitos en la gestión de residuos y deficiencias en nuestros sistemas de recolección, terminan siendo arrojados en sitios inadecuados y desintegrándose en millones de bolitas imposibles de limpiar, reutilizar o reciclar. Al final estas bolitas o pelotitas se incorporan en nuestros ecosistemas terrestres o marinos provocando contaminación de suelos, aguas, fauna marina y seres humanos.
Según el Sistema Integrado de Gestión Aduanera de la Autoridad de Aduanas, en el año 2015 en Panamá entraron aproximadamente 161,736 kilos de poliestireno expandido sin contar con los otros tipos de poliestireno. Esta cifra es de gran preocupación ya que en el año 2017 vemos un aumento de 185,685 kilos.
En los casos en los que el uso del poliestireno expandido es para el almacenamiento de alimentos, su potencial de reciclaje requiere revertir el proceso de expansión con una máquina especial, transformándolo de poliestireno expandido a solo poliestireno. El procedimiento químico del EPS es imposible de revertir una vez ya se haya expandido, ya que una vez expandido no se puede transformar en otro formato.
El uso del poliestireno expandido, comúnmente conocido en Panamá como “foam”, específicamente como uso en envases para almacenar alimentos, es cuestionado por los ambientalistas ya que el poliestireno expandido es una amenaza letal para la naturaleza como para los seres humanos. Hoy en día, existen alternativas y opciones más ambientalmente amigables y en muchos casos el uso de este material dañino puede ser evitado. Según la organización Clean Water, el material contiene un compuesto llamado estireno (derivado del petróleo), el cual es cancerígeno y mortal para los animales, por lo cual también es cancerígeno para los humanos ya que muchos de estos animales son consumidos por los seres humanos.
Asociado a lo anterior, el poliestireno contiene compuestos tóxicos como Bisfenol A, Estireno y Ftalatos, los cuales pueden desprenderse y solubilizarse al contacto con bebidas calientes como el café y aromáticas. Los efectos toxicológicos pueden manifestarse, en el caso del Bisfenol A, en alteraciones del funcionamiento normal de las glándulas corporales y disminución de la fertilidad; para el caso del Estireno, se pronostican riesgos de cambios significativos en el sistema nervioso central y periférico, además del posible daño oxidativo al ADN y un aumento en el riesgo potencial de padecer cáncer.
El poliestireno expandido causa peligrosos daños al ingresar a los ecosistemas marinos. Douglas McCauley, profesor de Biología Marina en la Universidad de California, certificó que el poliestireno genera dos clases de complicaciones en la fauna marina: mecánicos y biológicos. Las primeras complicaciones se describen en los bloqueos intestinales que genera el material en los animales marinos, los cuales con facilidad pueden llegar a ser letales, y los segundos se relacionan con las propiedades absorbentes del poliestireno de los contaminantes más dañinos que hay en el océano.
A lo ya mencionado se añaden los inconvenientes creados a partir del amplio volumen que ocupa el poliestireno expandido pues el material simplemente llena los camiones recolectores de basura y los rellenos sanitarios; al mismo tiempo, debido a que el poliestireno expandible es 0% biodegradable el mismo permanece en rellenos sanitarios o ecosistemas naturales de forma permanente.
Hoy en día existen más de 70 ciudades norteamericanas, entre ellas grandes ciudades como Washington D.C., San Francisco, Minneapolis, Portland y Seattle, que han prohibido la utilización del poliestireno expandido para el sector de alimentos debido a que se ha concluido en que su reciclaje es costoso y técnicamente complicado por lo que el cambio hacia el uso de alternativas biodegradables o menos impactantes al ambiente es la opción más recomendable para abordar el significativo impacto que este material representa para la salud de los ecosistemas y los seres humanos.

H.D. XXX

ANTEPROYECTO DE LEY NO. ___ DE 2019

Por el cual se prohíbe la importación, distribución, comercialización y utilización en el país de envases, empaques o recipientes elaborados con poliestireno expandido para manejo de alimentos y se dictan otras disposiciones.

LA ASAMBLEA NACIONAL DECRETA:

Artículo 1. – Se prohíbe en todo el territorio nacional, la importación, distribución, comercialización y utilización de envases, empaques o recipientes de poliestireno expandido para el manejo de alimentos por los comercios en general.

Artículo 2. – Los establecimientos, negocios o individuos comprendidos por la presente Ley procederán al reemplazo progresivo por envases de materiales biodegradables en un plazo de 24 meses contados a la fecha de promulgación de esta Ley.

Artículo 3. La Autoridad de Aduanas será responsable por verificar la no importación de envases o empaques para alimentos de poliestireno expandido o insumos para su producción en el país y la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia será la responsable de verificar la no distribución, comercialización y, utilización de los envases o empaques de poliestireno expandido en el país y podrá ejecutar acciones para el retiro de dicho material de los comercios.

Artículo 4. La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia determinará las sanciones que correspondan por el incumplimiento o trasgresión de la presente Ley.

Artículo 5. Los fondos que ingresen en concepto de multa, serán destinados a los programas de concienciación, investigación y desarrollo de nuevas alternativas mediante los mecanismos que establezca el Ministerio de Ambiente.

Artículo 6. Para determinar que las alternativas que se utilicen en remplazo del poliestireno expandido cumplan con lo señalado en esta ley se establecen como centros de referencia, el INDICASAT AIP, la Universidad Tecnológica y otros centros de investigación que se acrediten en el futuro.

Artículo 7. En el caso del uso de poliestireno expandido para embalaje y transporte de productos o para la construcción, el Ministerio de Ambiente, desarrollará guías de buenas prácticas para su manejo y disposición final.

Artículo 8. El Ministerio de Comercio e Industrias, será la encargada de establecer los mecanismos para la exoneración de impuestos sobre envases, empaques o recipientes hechos con materiales biodegradables alternativos.

Artículo 9. La Banca Estatal deberá establecer líneas de crédito flexibles destinadas a la promoción de la reconversión de las industrias para el desarrollo de alternativas productivas más amigables con el ambiente.

Artículo 10. De la fecha de promulgación de esta ley hasta la fecha en que entre en vigor la prohibición referida en el artículo 1 de esta ley, el Ministerio de Ambiente deberá desarrollar y ejecutar un plan de comunicación que deberá contener información dirigida a comerciantes y consumidores sobre opciones viables para la sustitución del poliestireno expandido a productos fabricados con materiales biodegradables y menos dañinos al ambiente.

Artículo 11. Esta Ley entra en vigencia 24 meses a partir de su promulgación.

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE. Propuesto a la consideración de la Asamblea Nacional, hoy de XX de 2019.