12 de noviembre de 2019

Voluntarios de la empresa Colliers Internacional participaron en una limpieza de playa y lograron retirar cerca de media tonelada de basura
Las limpiezas de playa son actividades de sensibilización donde los participantes logran entender el impacto que generan los residuos que acaben en los océanos

El pasado 13 de octubre realizamos una limpieza de playa con la empresa Colliers Internacional en el malecón de Costa del Este, playa en la que desemboca el río Matías Hernández. En esta limpieza de playa participaron cerca de medio centenar de voluntarios de Colliers con el objetivo de pasar a la acción y alzar la voz por un Panamá más sostenible y con #MenosPlástico.
Las limpiezas de playa son actividades de sensibilización y concientización ambiental donde los participantes pueden ver en primera persona, y entender a través de una charla de educación ambiental que les impartimos al inicio de la actividad, el impacto que generan los residuos que acaban en los océanos, la mayoría plástico, lo que supone un grave riesgo tanto ambiental como para nuestra propia salud.
Los voluntarios de Colliers Internacional lograron retirar de la playa cerca de media tonelada de basura, siendo el plástico el material más abundante pues entre todos los objetos recogidos y caracterizados destacaron las bolsas de plástico, los pedazos de foam y las botellas plásticas.
12 de noviembre de 2019

El pasado 13 de octubre realizamos una limpieza de playa con la empresa Colliers Internacional en el malecón de Costa del Este, playa en la que desemboca el río Matías Hernández. En esta limpieza de playa participaron cerca de medio centenar de voluntarios de Colliers con el objetivo de pasar a la acción y alzar la voz por un Panamá más sostenible y con #MenosPlástico.
Las limpiezas de playa son actividades de sensibilización y concientización ambiental donde los participantes pueden ver en primera persona, y entender a través de una charla de educación ambiental que les impartimos al inicio de la actividad, el impacto que generan los residuos que acaban en los océanos, la mayoría plástico, lo que supone un grave riesgo tanto ambiental como para nuestra propia salud.
Los voluntarios de Colliers Internacional lograron retirar de la playa cerca de media tonelada de basura, siendo el plástico el material más abundante pues entre todos los objetos recogidos y caracterizados destacaron las bolsas de plástico, los pedazos de foam y las botellas plásticas.