11 de julio de 2019
10 de julio de 2019

Las finanzas sostenibles suponen un cambio cultural sin precedentes en el sector, y a grandes rasgos, se trata de la inclusión de análisis ambientales y sociales en la toma de decisiones de inversión a largo plazo.
En el sector de las finanzas existe unanimidad en torno a un tema, el riesgo ambiental representa, sin lugar a duda, un riesgo económico global, impredecible y difícil de medir. Por ello, el sector financiero está buscando la manera de emprender un camino hacia la sostenibilidad para reducir riegos y causar un impacto positivo y duradero en el desarrollo.

 

Panamá fue el escenario de la Semana de la Sostenibilidad, un foro anual que organiza el BID Invest (brazo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo) con el objetivo de servir como enlace de negocios y de intercambio de experiencias para encarar los grandes retos del desarrollo en América Latina. Celebrado del 24 al 29 de junio, el foro reunió a los líderes más reconocidos en sostenibilidad ambiental, social y gobernanza de América Latina y el Caribe.
Este evento se ha transformado en un importante foro de conocimiento sobre la sostenibilidad social, ambiental y de gobernanza corporativa para el sector privado en América Latina y el Caribe.
Las finanzas sostenibles suponen un cambio cultural sin precedentes en el sector, y a grandes rasgos, se trata de la inclusión de análisis ambientales y sociales en la toma de decisiones de inversión a largo plazo. El enfoque de este año de la Semana de la Sostenibilidad fue la gestión de crisis y la medición del impacto en desarrollo relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
En el sector de las finanzas existe unanimidad en torno a un tema, el riesgo ambiental representa, sin lugar a duda, un riesgo económico global, impredecible y difícil de medir. En voz de los expertos, “todo riesgo no financiero termina siendo un riesgo de crédito”. Por ello, el sector financiero está buscando la manera de emprender un camino hacia la sostenibilidad para reducir riegos y causar un impacto positivo y duradero en el desarrollo.
Un tema que despertó gran atención durante el foro fue el de las emisiones de bonos verdes, sociales y sostenibles que cada vez crecen más en América Latina y el Caribe.
En relación a estos temas se presentaron varias iniciativas de Panamá en torno a las finanzas sostenibles; por un lado la existencia desde septiembre de 2018 del “Grupo de Trabajo de Finanzas Sostenibles (GTFS)” de Panamá que reúne a los más importantes segmentos del sector financiero panameño, tanto privado como estatal, y que es impulsado por ANCON junto con la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) y el apoyo de UNEP-FI, y, por otro, el interés de la BVP por la emisión de bonos verdes y la preparación de una guía de bonos verdes bajo el Climate Bonds Initiative con el fin de educar y estimular el interés de más inversionistas por este tipo de bonos.
El interés del GTFS es sumar al sector privado para prepararse para mitigar el cambio climático, reducir riesgos, y mejorar la competitividad, así como sumar a la promoción de un desarrollo inclusivo y sostenible. La dimensión de los retos que enfrenta el Planeta, más allá de los logros de los ODS, supera a los gobiernos y solo pueden ser encarados con el apoyo y compromiso del sector financiero y la empresa privada, tal y como ha sido presentado en diferentes foros.
11 de julio de 2019

<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>Panamá fue el escenario de la Semana de la Sostenibilidad, un foro anual que organiza el BID Invest (brazo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo) con el objetivo de servir como enlace de negocios y de intercambio de experiencias para encarar los grandes retos del desarrollo en América Latina. Celebrado del 24 al 29 de junio, el foro reunió a los líderes más reconocidos en sostenibilidad ambiental, social y gobernanza de América Latina y el Caribe.</h6>
<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>Este evento se ha transformado en un importante foro de conocimiento sobre la sostenibilidad social, ambiental y de gobernanza corporativa para el sector privado en América Latina y el Caribe.</h6>
<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>Las finanzas sostenibles suponen un cambio cultural sin precedentes en el sector, y a grandes rasgos, se trata de la inclusión de análisis ambientales y sociales en la toma de decisiones de inversión a largo plazo. El enfoque de este año de la Semana de la Sostenibilidad fue la gestión de crisis y la medición del impacto en desarrollo relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).</h6>
<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>En el sector de las finanzas existe unanimidad en torno a un tema, el riesgo ambiental representa, sin lugar a duda, un riesgo económico global, impredecible y difícil de medir. En voz de los expertos, “todo riesgo no financiero termina siendo un riesgo de crédito”. Por ello, el sector financiero está buscando la manera de emprender un camino hacia la sostenibilidad para reducir riegos y causar un impacto positivo y duradero en el desarrollo.</h6>
<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>Un tema que despertó gran atención durante el foro fue el de las emisiones de bonos verdes, sociales y sostenibles que cada vez crecen más en América Latina y el Caribe.</h6>
<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>En relación a estos temas se presentaron varias iniciativas de Panamá en torno a las finanzas sostenibles; por un lado la existencia desde septiembre de 2018 del “Grupo de Trabajo de Finanzas Sostenibles (GTFS)” de Panamá que reúne a los más importantes segmentos del sector financiero panameño, tanto privado como estatal, y que es impulsado por ANCON junto con la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) y el apoyo de UNEP-FI, y, por otro, el interés de la BVP por la emisión de bonos verdes y la preparación de una guía de bonos verdes bajo el Climate Bonds Initiative con el fin de educar y estimular el interés de más inversionistas por este tipo de bonos.</h6>
<h6 style=»font-size: 14px; text-align: justify;»>El interés del GTFS es sumar al sector privado para prepararse para mitigar el cambio climático, reducir riesgos, y mejorar la competitividad, así como sumar a la promoción de un desarrollo inclusivo y sostenible. La dimensión de los retos que enfrenta el Planeta, más allá de los logros de los ODS, supera a los gobiernos y solo pueden ser encarados con el apoyo y compromiso del sector financiero y la empresa privada, tal y como ha sido presentado en diferentes foros.</h6>