15 de mayo de 2019

La cuenta atrás para una Panamá más sostenible ya ha empezado. El pasado martes 14 de mayo inauguramos en el Parque Urracá el reloj que da inicio a la cuenta regresiva hacia una Panamá con #MenosPlástico.

 

Sin duda, son muchos los países que han tomado medidas para reducir el uso del plástico desechable y con la Ley 1 del 19 de enero del 2018, que prohíbe las bolsas desechablses de polietileno para el transporte de mercancías en comercios minoristas y mayoristas, Panamá se convierte en el primer país en impulsar y comprometerse con esta iniciativa en Centroamérica.

 

La cuenta atrás para una Panamá más sostenible ya ha empezado. El pasado martes 14 de mayo inauguramos en el Parque Urracá el reloj que da inicio a la cuenta regresiva hacia una Panamá con #MenosPlástico.
Sin duda, son muchos los países que han tomado medidas para reducir el uso del plástico desechable y con la Ley 1 del 19 de enero del 2018, que prohíbe las bolsas desechablses de polietileno para el transporte de mercancías en comercios minoristas y mayoristas, Panamá se convierte en el primer país en impulsar y comprometerse con esta iniciativa en Centroamérica.
La ley entra el vigor el 20 de julio de este mismo año, fecha en la que el reloj marcará cero, y está destinada a la regulación de los comercios minoristas. Por tanto, quedan menos de 65 días para lograr una Panamá con menos plástico. En este contexto, el objetivo de este reloj es preparar a la población ante el inicio formal de esta imprescindible política ambiental y que a la vez sirva de recordatorio para continuar promoviendo el uso de bolsas reutilizables como una solución sostenible para transportar las compras en comercios.
Datos sobre las bolsas plásticas de polietileno:
    El polietileno es polímero (plástico) que se obtiene mediante la polimerización del etileno, que es un derivado del petróleo y para su producción requiere además de importantes cantidades de energía y agua generando una significativa huella de carbono.
    Las bolsas plásticas desechables de polietileno no son biodegradables, si no que se convierten en micro plásticos dañinos para los ecosistemas.
    Cada minuto se usa 1 millón de bolsas plásticas de polietileno en el mundo, y su vida útil será de unos 10 minutos en promedio. Cada bolsa se supone tardará entre 150 a 400 años en degradarse.
    La contaminación plástica termina afectando la salud humana pues muchos de los animales de nuestra dieta habitual han consumido pequeños trozos de plástico en la cadena alimenticia.
15 de mayo de 2019

La cuenta atrás para una Panamá más sostenible ya ha empezado. El pasado martes 14 de mayo inauguramos en el Parque Urracá el reloj que da inicio a la cuenta regresiva hacia una Panamá con #MenosPlástico.
Sin duda, son muchos los países que han tomado medidas para reducir el uso del plástico desechable y con la Ley 1 del 19 de enero del 2018, que prohíbe las bolsas desechablses de polietileno para el transporte de mercancías en comercios minoristas y mayoristas, Panamá se convierte en el primer país en impulsar y comprometerse con esta iniciativa en Centroamérica.
La ley entra el vigor el 20 de julio de este mismo año, fecha en la que el reloj marcará cero, y está destinada a la regulación de los comercios minoristas. Por tanto, quedan menos de 65 días para lograr una Panamá con menos plástico. En este contexto, el objetivo de este reloj es preparar a la población ante el inicio formal de esta imprescindible política ambiental y que a la vez sirva de recordatorio para continuar promoviendo el uso de bolsas reutilizables como una solución sostenible para transportar las compras en comercios.
Datos sobre las bolsas plásticas de polietileno:
El polietileno es polímero (plástico) que se obtiene mediante la polimerización del etileno, que es un derivado del petróleo y para su producción requiere además de importantes cantidades de energía y agua generando una significativa huella de carbono.
Las bolsas plásticas desechables de polietileno no son biodegradables, si no que se convierten en micro plásticos dañinos para los ecosistemas.
Cada minuto se usa 1 millón de bolsas plásticas de polietileno en el mundo, y su vida útil será de unos 10 minutos en promedio. Cada bolsa se supone tardará entre 150 a 400 años en degradarse.
La contaminación plástica termina afectando la salud humana pues muchos de los animales de nuestra dieta habitual han consumido pequeños trozos de plástico en la cadena alimenticia.