9 de mayo de 2019

En nuestro objetivo de sensibilizar y concienciar sobre ganadería sostenible, el pasado abril impartimos un taller en Chiriquí con el fin de incidir sobre los beneficios de los sistemas silvopastoriles en la actividad ganadera.

Realizado en las instalaciones de Cooleche, este taller enmarcado en la Alianza por el Millón, forma parte del proyecto que realizamos, en colaboración a la Fundación Trenco y ENESA, de restauración ecológica en dos parcelas en la cuenca del río Escárrea, en Chiriquí.

En nuestro objetivo de sensibilizar y concienciar sobre ganadería sostenible, el pasado 25 de abril impartimos un taller en Bugaba, Chiriquí, con el fin de incidir sobre los beneficios de los sistemas silvopastoriles en la actividad ganadera.
Realizado en las instalaciones de Cooleche, este taller enmarcado en la Alianza por el Millón, forma parte del proyecto que realizamos, en colaboración a la Fundación Trenco y ENESA, de restauración ecológica en dos parcelas en la cuenca del río Escárrea, en Chiriquí.
A las palabras de bienvenida, pronunciadas por la licenciada Katherine Álvarez, gerente de transferencia de Cooleche, continuó la presentación de la bióloga y coordinadora del proyecto Escárrea, Carol Gantes, quien comentó ante los participantes algunos de lo logros destacados como son las 3.43 hectáreas reforestadas en las que se han sembrado 14,000 árboles plantados entre 2016-2018.
Posteriormente el ingeniero Paúl Pinzón fue el encargado de exponer las 15 buenas prácticas de ganadería sostenible y los beneficios que estas brindan a los sistemas silvopastoriles.
Sin duda, este tema despertó gran interés entre los participantes, en particular sobre las prácticas, experiencia, resultados y técnicas más efectivas e incluso, algunos compartieron su propias experiencias en sus fincas.
El taller contó con una alta participación, 25 personas, la mayoría socios de Cooleche, siendo una señal de éxito que no solo eran residente del distrito de Bugaba, sino que también procedían de David, Boquerón, Volcán y Gualaca.
Para finalizar se invitó a los dueños de fincas cercanas al río Escárrea a que se unieran a este proyecto de restauración, y en definitiva, que aprovechen las oportunidades que ofrecen las 15 buenas prácticas de ganadería sostenible.
09 de mayo de 2019

En nuestro objetivo de sensibilizar y concienciar sobre ganadería sostenible, el pasado abril impartimos un taller en Chiriquí con el fin de incidir sobre los beneficios de los sistemas silvopastoriles en la actividad ganadera.
En nuestro objetivo de sensibilizar y concienciar sobre ganadería sostenible, el pasado 25 de abril impartimos un taller en Bugaba, Chiriquí, con el fin de incidir sobre los beneficios de los sistemas silvopastoriles en la actividad ganadera.
Realizado en las instalaciones de Cooleche, este taller enmarcado en la Alianza por el Millón, forma parte del proyecto que realizamos, en colaboración a la Fundación Trenco y ENESA, de restauración ecológica en dos parcelas en la cuenca del río Escárrea, en Chiriquí.
A las palabras de bienvenida, pronunciadas por la licenciada Katherine Álvarez, gerente de transferencia de Cooleche, continuó la presentación de la bióloga y coordinadora del proyecto Escárrea, Carol Gantes, quien comentó ante los participantes algunos de lo logros destacados como son las 3.43 hectáreas reforestadas en las que se han sembrado 14,000 árboles plantados entre 2016-2018.
Posteriormente el ingeniero Paúl Pinzón fue el encargado de exponer las 15 buenas prácticas de ganadería sostenible y los beneficios que estas brindan a los sistemas silvopastoriles.
Sin duda, este tema despertó gran interés entre los participantes, en particular sobre las prácticas, experiencia, resultados y técnicas más efectivas e incluso, algunos compartieron su propias experiencias en sus fincas.
El taller contó con una alta participación, 25 personas, la mayoría socios de Cooleche, siendo una señal de éxito que no solo eran residente del distrito de Bugaba, sino que también procedían de David, Boquerón, Volcán y Gualaca.
Para finalizar se invitó a los dueños de fincas cercanas al río Escárrea a que se unieran a este proyecto de restauración, y en definitiva, que aprovechen las oportunidades que ofrecen las 15 buenas prácticas de ganadería sostenible.