11 de julio de 2019
10 de julio de 2019

Uno de nuestros pilares fundamentales es la educación ambiental, una herramienta esencial mediante la que sensibilizamos y concientizamos a través de distintas dinámicas sembrando un mensaje positivo.

impartimos una capacitación sobre #MenosPlástico a un grupo de profesionales de la empresa APC Intelidat, y posteriormente, realizamos con ellos un divertido taller de reciclaje.

 

Uno de nuestros pilares fundamentales es la educación ambiental, una herramienta esencial mediante la que sensibilizamos a través de distintas dinámicas, logrando sembrar un mensaje positivo. A menudo brindamos talleres a empresas o escuelas sobre los desafíos ambientales más urgentes a los que nos enfrentamos, las medidas y proyectos que impulsamos, y los cambios que cada uno de nosotros, como individuos, podemos hacer para convertirnos en agentes de cambio e impactar positivamente en el ambiente.
En este aspecto, impartimos una capacitación sobre #MenosPlástico a más de 100 empleados de BANESCO a los cuales les hablamos sobre las 3R: reducir, reutilizar y reciclar, y cómo estas buenas prácticas pueden emplearlas en su trabajo, pero también en su vida personal. Posteriormente, realizamos un taller de reciclaje para ayudarles a identificar y clasificar materiales reciclables. Sin embargo, no nos conformamos con estas charlas y quisimos ir más lejos a través de una divertida dinámica. Dividimos a los asistentes en distintos grupos, y a modo de pequeño reto, cronometramos a los distintos grupos participantes para ver si podían clasificar materiales reciclables y no reciclables. Sin duda, mediante la práctica y el error es la mejor manera de aprender.
11 de julio de 2019

Uno de nuestros pilares fundamentales es la educación ambiental, una herramienta esencial mediante la que sensibilizamos a través de distintas dinámicas, logrando sembrar un mensaje positivo. A menudo brindamos talleres a empresas o escuelas sobre los desafíos ambientales más urgentes a los que nos enfrentamos, las medidas y proyectos que impulsamos, y los cambios que cada uno de nosotros, como individuos, podemos hacer para convertirnos en agentes de cambio e impactar positivamente en el ambiente.
En este aspecto, impartimos una capacitación sobre #MenosPlástico a más de 100 empleados de BANESCO a los cuales les hablamos sobre las 3R: reducir, reutilizar y reciclar, y cómo estas buenas prácticas pueden emplearlas en su trabajo, pero también en su vida personal. Posteriormente, realizamos un taller de reciclaje para ayudarles a identificar y clasificar materiales reciclables. Sin embargo, no nos conformamos con estas charlas y quisimos ir más lejos a través de una divertida dinámica. Dividimos a los asistentes en distintos grupos, y a modo de pequeño reto, cronometramos a los distintos grupos participantes para ver si podían clasificar materiales reciclables y no reciclables. Sin duda, mediante la práctica y el error es la mejor manera de aprender.