3 de Octubre

Argumentos de ANCON sobre el veto parcial al proyecto de Ley 492 para la regulación de bolsas plásticas

ANCON desea argumentar las razones por las cuales el ejecutivo veta parcialmente al proyecto de Ley N° 492 que adopta medidas para promover el uso de bolsas reutilizables en establecimientos comerciales, ya que las razones técnicas presentadas no son veraces.
ANCON desea argumentar las razones por las cuales el ejecutivo veta parcialmente al proyecto de Ley N° 492 que adopta medidas para promover el uso de bolsas reutilizables en establecimientos comerciales, ya que las razones técnicas presentadas no son veraces.
Es real que el polietileno es la base de toda bolsa plástica, más no lo es para las bolsas reutilizables, algunas fabricadas a partir del polipropileno. El polietileno y el polipropileno son polímeros con diferentes propiedades, por lo que la prohibición del uso de las bolsas de polietileno no implica la prohibición del uso de las bolsas reutilizables de polipropileno.
El polietileno proviene de la polimerización del etileno o eteno. Y el polipropileno proviene de la polimerización del propileno o propeno.
El polipropileno (Plástico PP) es un polímero termoplástico, parcialmente cristalino, que se obtiene de la polimerización del propileno. Pertenece al grupo de las poliolefinas y es utilizado en una amplia variedad de aplicaciones que incluyen empaques para alimentos, tejidos, equipo de laboratorio, componentes automotrices y películas transparentes. Tiene gran resistencia contra diversos solventes químicos, así como contra álcalis y ácidos.
El polietileno (Plástico PE) es un material termoplástico blanquecino, de transparente a translúcido, y es frecuentemente fabricado en finas láminas transparentes. Químicamente el polímero más simple y más barato de producir. Se encuentra en presentaciones de baja densidad (LDPE) y de alta densidad (HDPE), El de baja densidad tiene una estructura de cadena enramada, mientras que el polietileno de alta densidad tiene esencialmente una estructura de cadena recta. Se representa con su unidad repetitiva (CH2-CH2)n, siendo uno de los plásticos más comunes.
De esta manera se demuestra la diferencia entre ambos materiales, por lo que la prohibición de una no afecta la otra.
Con respecto a los plásticos degradables, entre los que se citan más comúnmente los oxo-degradables, aún no se cuenta con evidencia científica suficiente para demostrar que es ambientalmente amigable en cualquier tipo de ambiente para los suelos, el agua y los organismos ya que se ha encontrado en la literatura que en lugar de descomponerse se fragmenta en micropiezas de plásticos, invisibles al ojo humano, a las que comúnmente se les llama como microplásticos, contaminando los ecosistemas, sin hablar de los daños colaterales que representan para la flora y la fauna en el periodo de fragmentación en la que igualmente animales mueren a causa de su ingesta y los daños a la salud humana. Además en muchos casos, bajo la premisa de que estos plásticos son biodegradables se promueve un aumento en su consumo.
Estudios realizados por el Servicio Nacional Oceánico y Atmosférico de los Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) han demostrado que estos plásticos fragmentados pueden acumular productos químicos tóxicos tales como los policlorobifenilos y diclorodifenildicloroetileno dañinos al ambiente además de metales agregados para su producción.
ONU Medio Ambiente destaca que el manejo de la basura es un problema de comportamientos irresponsables y debe ser resuelto sensibilizando y estableciendo sistemas adecuados de gestión de residuos comenzando por su reducción.
Aunque el uso de bolsas reutilizables provenientes del polipropileno, también tiene un impacto en el planeta, el mismo es menor ya que no son bolsas de un solo uso teniendo un ciclo de vida mayor promoviendo la cultura de reutilizar.
3 de Octubre

Argumentos de ANCON sobre el veto parcial al proyecto de Ley 492 para la regulación de bolsas plásticas

ANCON desea argumentar las razones por las cuales el ejecutivo veta parcialmente al proyecto de Ley N° 492 que adopta medidas para promover el uso de bolsas reutilizables en establecimientos comerciales, ya que las razones técnicas presentadas no son veraces.
Es real que el polietileno es la base de toda bolsa plástica, más no lo es para las bolsas reutilizables, algunas fabricadas a partir del polipropileno. El polietileno y el polipropileno son polímeros con diferentes propiedades, por lo que la prohibición del uso de las bolsas de polietileno no implica la prohibición del uso de las bolsas reutilizables de polipropileno.
El polietileno proviene de la polimerización del etileno o eteno. Y el polipropileno proviene de la polimerización del propileno o propeno.
El polipropileno (Plástico PP) es un polímero termoplástico, parcialmente cristalino, que se obtiene de la polimerización del propileno. Pertenece al grupo de las poliolefinas y es utilizado en una amplia variedad de aplicaciones que incluyen empaques para alimentos, tejidos, equipo de laboratorio, componentes automotrices y películas transparentes. Tiene gran resistencia contra diversos solventes químicos, así como contra álcalis y ácidos.
El polietileno (Plástico PE) es un material termoplástico blanquecino, de transparente a translúcido, y es frecuentemente fabricado en finas láminas transparentes. Químicamente el polímero más simple y más barato de producir. Se encuentra en presentaciones de baja densidad (LDPE) y de alta densidad (HDPE), El de baja densidad tiene una estructura de cadena enramada, mientras que el polietileno de alta densidad tiene esencialmente una estructura de cadena recta. Se representa con su unidad repetitiva (CH2-CH2)n, siendo uno de los plásticos más comunes.
De esta manera se demuestra la diferencia entre ambos materiales, por lo que la prohibición de una no afecta la otra.
Con respecto a los plásticos degradables, entre los que se citan más comúnmente los oxo-degradables, aún no se cuenta con evidencia científica suficiente para demostrar que es ambientalmente amigable en cualquier tipo de ambiente para los suelos, el agua y los organismos ya que se ha encontrado en la literatura que en lugar de descomponerse se fragmenta en micropiezas de plásticos, invisibles al ojo humano, a las que comúnmente se les llama como microplásticos, contaminando los ecosistemas, sin hablar de los daños colaterales que representan para la flora y la fauna en el periodo de fragmentación en la que igualmente animales mueren a causa de su ingesta y los daños a la salud humana. Además en muchos casos, bajo la premisa de que estos plásticos son biodegradables se promueve un aumento en su consumo.
Estudios realizados por el Servicio Nacional Oceánico y Atmosférico de los Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) han demostrado que estos plásticos fragmentados pueden acumular productos químicos tóxicos tales como los policlorobifenilos y diclorodifenildicloroetileno dañinos al ambiente además de metales agregados para su producción.
ONU Medio Ambiente destaca que el manejo de la basura es un problema de comportamientos irresponsables y debe ser resuelto sensibilizando y estableciendo sistemas adecuados de gestión de residuos comenzando por su reducción.
Aunque el uso de bolsas reutilizables provenientes del polipropileno, también tiene un impacto en el planeta, el mismo es menor ya que no son bolsas de un solo uso teniendo un ciclo de vida mayor promoviendo la cultura de reutilizar.